Translate

lunes, 26 de marzo de 2012

Dance me to the end...

Ecos de un pasado espeso, recuerdos de una suave melodía. Hay días en los que nuestra mente simplmente se deja llevar, en los que nuestros recuerdos vagan y se pierden en el susurro de un pasado remoto, un pasado que jamás volverá y que augura un futuro diferente. He volcado miles de veces en éstas líneas éste tipo de sentimientos, pesares o brillantes despedidas pero sinceramente me viene dando igual, seguiré escribiendo.

Hay sonrisas que simplemente dejan volar tú imaginación, miradas que borran un salvaje pasado y auguran un mundo o más bien un futuro bastante extraño. Es tan sencillo reconocer que hay melodías que nos hacen evocar recuerdos, canciones que nos incitan al recuerdo o a la imaginación, hablar de melodía puede ser quedarse corto. ¿Desdibujamos las huellas de nuestro pasado cuando tomamos un camino diferente? ¿Desmerecemos el resto de nuestras realidades cuando soñamos en un futuro desencontrado? 

Se que es un galimatías perdido en el tiempo, algo que posiblemente cada uno interprete a su manera pero realmente hoy no voy a plantearme que podáis pensar sobre el tema, simplemente voy a escribir y que cada uno interprete mis palabras. Soy personalmente divergente, nadie sabe por donde puedo salir cada día y sinceramente no es algo que me importe. 

Pensad por un momento en el paisaje más hermoso que hayáis contemplado en vuestras propias vidas, imaginaos por un segundo una spuesta de sol estrafalaria, una noche de deseo, pasión o desesperación, mezclad todas y cada una de ellas y volcarlas en una sonrisa. Olvidad por un instante lo que cada uno de esos días representó y sonreiros a vosotros mismos, pues eso es lo que a largo plazo perdudrará eternamente. 

La memoria y la mente son dos de las zonas más nombradas y de acceso más dificil en cada uno de nosotros, uno no puede llegar a tocar el corazón de otra persona cuando sus palabras no arrancan al menos cierto reconocimiento de cada uno de los procesos anteriores. ¿Qué quiero decir con ésto? Simplemente intento dibujar la necesidad que cada uno de nosotros tiene, ser entendido por otra persona, poder sonreír y sentir que cada uno de los recuerdos se guardan en una pequeña cajita sin pestillo de manera automática.

Sé que muchos de vosotros diréis que éste escrito es simplemente un mensaje del estado de ánimo en el que se encuentra el que deja volar éstas líneas de manera tan extensa en éste mundo aparte que es la red. Yo os digo que va mucho más allá, no es la forma que tengo de decir o definir conceptos tan surrealistas cómo son el amor o el destino, hace mucho que dejé de creer en esas dos palabras que tan sencillamente se dejan unir y articular en millones de canciones, sinceramente no creo que nadie sea capaz de definirlas más allá del concepto bilógico o psicológico que empleo yo, pero eso no es decisión mía.

Dejarse llevar por los empujes del mundo puede ser algo más complicado de lo que realmente es si nos paramos a pensar en qué representa realmente, pensar es algo que el hombre tiende a hacer de manera inconsciente, una persona como yo no puede evitar preguntarse lo siguiente... ¿Dejarse llevar es simplemente caer en el libre albedrío?

Siempre he pensado que el destino es algo que nosotros debemos labrarnos, no hay un destino escrito, simplemente es el adónis del que tiene miedo a escribir su propio camino. Aunque hay veces en las que es más sencillo dejarse llevar que pararse a pensar en el futuro. No es un grito al viento, es un suspiro silencioso para el que quiera molestarse en interpretarlo.


¿Saltar al vacío o dejarse llevar?  Ambas cosas son complicadas, pero tremendamente divertidas...

En efecto, no hay ninguna oda política, ninguna crítica al gobierno o al estado, no me apetece molestarme en ellos a día de hoy simplemente dejaré que cada uno interprete mis palabras como crea conveniente.

En agradecimiento a todos vosotros dejo escritas cada una de éstas líneas.

Firmado
Darkpsionsplay

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada